GuidePedia

0

El crecimiento del comercio electrónico es ya una realidad imparable a nivel mundial y un factor clave en las economías nacionales. Cada vez son más y más innovadores los canales de venta y distribución que encontramos en el medio, y cada vez resulta más complicado gestionar tanta información de forma precisa por expertos en cada una de las actividades sin que consuma un gran porcentaje de los recursos de una empresa.

Las plataformas de afiliación y el marketing de afiliados es una de las modalidades multicanal y multisectorial más rentables, exitosa y vanguardista que existen hasta el momento. El funcionamiento de base es muy sencillo. Consiste en conectar anunciantes con soportes comisionistas que se encargan de distribuir/ vender productos y servicios online. Dicha conexión es tanto tecnológica –haciendo posible la medición, seguimiento y optimización de las ventas -, como innovadora –con herramientas que mejoran la promoción, integración y por tanto distribución de los productos- y consultora – el anunciante asesora sobre sus productos, el soporte sobre el usuario, y la plataforma sobre tendencias y mejoras de los resultados. La comunicación y transparencia es fundamental entre las partes.

La afiliación es multicanal en cuanto a que tiene la capacidad de aglutinar soportes por tipo de actividad, temática y además, de medir en consecuencia. Los canales más populares para el 2011 posiblemente seguirán las tendencias del 2010: Redes Sociales, cashback, ventas privadas y códigos descuento, seguidos por el SEM y SEO, display, comparadores de precios, metabuscadores, y canales de contenido y verticales, mucho más nicho que los anteriores pero con muy buenos resultados.

Multisectorial porque el marketing de afiliados tiene la propiedad de aplicarse a sectores muy diversos y no es excluyente; es viable para grandes marcas, medianas y pequeñas. Lo que sí condiciona el éxito es el establecimiento de estrategias adecuadas, políticas de precios acordes a la competencia, un conocimiento sobre la madurez del usuario/ mercado o comportamiento de compra ante la tipología de los productos y servicios ofertados y sobre todo una visión realista de lo que se puede conseguir a través del canal de ventas. No es lo mismo la disposición del consumidor ante la compra de un viaje en internet que ante la compra/ adquisición de un depósito bancario, y por lo tanto, en el primer caso nuestro soporte será un comisionista a venta, mientras que en el segundo, un comisionista por registro generado cualificado.

Las plataformas de afiliación han dejado de ser un marketplace automatizado, no solo para consolidarse en el multinivel del que hablamos, sino también para incorporar el componente humano. No en balde lo más valorado por anunciantes, agencias y soportes –según el último estudio realizado por affilinet a nivel internacional- , es el conocimiento del mercado, la calidad de servicio que recibe y la innovación en las herramientas de venta o captación. Los anunciantes, -sobre todo los de sectores más tradicionales-, empiezan a vislumbrar el poder del ecommerce y las diferentes modalidades de venta y promoción. Otros muchos lo vieron hace años y llevan aplicando estrategias muy exitosas hace tiempo, siendo el marketing de afiliación parte importante en ellas, y los soportes originariamente de branding muestran una cierta inquietud a explotar otros canales más allá del puramente publicitario. El resto, es cuestión de tiempo aunque, como se suele decir, la edad es un grado.

Publicar un comentario

 
Top